El blog de Yenas

Curioseando y compartiendo

Una nueva forma de hablar de sexualidad (traducción)

3 comentarios

Traducción al artículo original publicado en este blog, con el permiso de su autora. (Text in english)

Ayer leí un artículo muy interesante acerca de un nuevo estudio, de cómo la experiencia sexual en las mujeres tiene una influencia en su autoconfianza, creatividad y habilidades sociales. Hay una conexión entre la vagina y el cerebro, que detona la liberación de diferentes neurotransmisores, entre ellos la dopamina que “da paso a la motivación y a la orientación a metas, confianza en el propio juicio y seguridad”; los opioides que “le brindan al cerebro la sensación de éxtasis o trascendencia” y la oxitocina que “crea una sensación de vínculo, cariño e intimidad” pero también es asociada a la lectura de las emociones en el rostro. Estos neurotransmisores son liberados durante un orgasmo, pero también momentos antes, cuando lo anticipamos.

La autora de este artículo (que publicó recientemente un libro, “Vagina, una nueva biografía”) argumenta que por esas razones tiene sentido que la “sexualidad femenina”, y la vagina en particular, hayan sido controladas, abusadas, señaladas, ridiculizadas y avergonzadas”. Recomiendo leer el artículo completo, en donde se pueden leer más detalles así como una interesante discución sobre una nueva forma de manejar/entender el crimen de la violación. Un detalle interesante es que las mujeres tienen ocho “terminales nerviosas” (“neural termini”), en el área de la pelvis (aunque cada mujer es diferente). El órgano sexual masculino es mucho más simple, por lo que para ellos es difícil entender nuestra experiencia sexual. Y eso es quizás otra razón para suprimir este conocimiento, quedándonos solo con el tabú.

Como también se ha discutido, muchas mujeres tienen problemas experimentando el placer, lo cual puede ser un gran problema, ¡especialmente considerando que esto afecta a la seguridad personal! ¡Entonces realmente concuerdo con la autora que hay que difundir esta información, hacerla parte de las conversaciones y eliminar el tabú!

Me pregunto por qué mucha gente se siente tan incómoda hablando de sexo en una forma curiosa, pero madura, seria y positiva. ¿Cómo nos afecta que en muchos de los casos en nuestra sociedad (al menos aquí en Europa), el sexo es algo prohibido o bien relacionado con el consumismo? ¿No es algo loco que muchas mujeres en verdad están dispuestas a ir a un hospital y dejar que los médicos intervengan en sus cuerpos y las mutilen, para ser perfectas y tener una vida sexual “como debería de ser”? Me refiero a si solo hay una forma de hacerlo y una forma de “verse” que les acomoda a todas, ¿será verdad? ¿Y no es algo loco que, especialmente en un contexto religioso pero también en otras esferas, el sexo es visto como algo que debe evitarse o avergonzarnos? ¿Qué no hemos nacido todos de padres que tuvieron sexo?

Yo creo que el sexo puede ser una expresión de cariño y amor, de deseo de intimar y unirse con otro ser humano. Es cuando uno se siente seguro y apreciado, y cuando tu bienestar está directamente conectado al del otro, y la frontera entre uno y otro se vuelve un poco borrosa.

Para no contradecirme: No estoy diciendo que esto es lo que todos quieren, o que lo experimenten de esa manera, porque a todos nos gustan cosas distintas. Entonces, ¿Cómo podemos decir que uno debe tener sexo todos los días, o dos veces por semana; o que las mujeres deben depilarse “el triángulo”? ¿O incluso operarse para tener el tamaño “adecuado” (¡o el color!) de los labios genitales o de los pechos? ¿Por qué no tratamos de hallar cómo sentirnos seguros con nuestro cuerpo tal y como es, y tratar de tratar de encontrarnos con alguien que también se sienta de esa manera?

La opresión de la sexualidad es algo que ha sucedido por siglos. He ahí el reto de hablar de ello de una forma diferente. Lo que hay que hacer para escapar del consumismo y de la infinita estimulación en relación con la supresión, en primer lugar, es controlarlo. Esto es diferente que oprimirlo: Necesitamos distinguir entre los dos. “El control real de la sexualidad es un pre-requisito para un verdadero humanismo y una verdadera vida libre. Pero el control real de la sexualidad es idéntico a su liberación, pues sólo cuando es libre pierde su poder reprimido, su compulsión y su intrínseca dominación sobre nuestras vidas”, como lo escribe Duhm en su libro. Necesitamos encontrar cómo las condiciones sociales pueden ayudarnos a canalizar positivamente la energía sexual, en vez de sentirnos dentro de un corsé de moralidad o de vivir a rienda suelta nuestros deseos sexuales.

Una nota final sobre el tema: Antes solía pensar que solamente las mujeres eran oprimidas. Para simplificarlo, a las mujeres se nos presentan tres opciones: ser virgen (pura), ser madre (que sólo tiene sexo con fines reproductivos), o ser puta (sucia). ¡Pero no somos nada de eso! Las mujeres tienen necesidades sexuales al igual que los hombres, y son completamente capaces de tomar sus propias decisiones sobre sus cuerpos, e indicar claramente qué quieren, cuándo y con quién. Leyendo este nuevo conocimiento sobre la sexualidad femenina, toma totalmente sentido el POR QUÉ toda esta opresión y esta confusión han sucedido… tiene más sentido que los hombres se sienten intimidados… y encima de eso que se sienten inseguros sobre su rol en este planeta; después de todo son las mujeres las que conciben la vida y llevan a los bebés dentro de sus cuerpos. Así que crearon la historia de que son ellos los superiores… ¡pero eso trae consigo una enorme responsabilidad y presión también! Pues ahora él debe ser el fuerte, el salvador, que saca a la Bella Durmiente de la torre… y ella, siendo toda hermosura y durmiente, no es realmente alguien para pedirle ayuda o compañía, ¡el hombre debe resolverlo todo él mismo! ¡Y eso es difícil!

Conclusión: ¡También los hombres se beneficiarían bastante de tener mujeres más expresivas y seguras, pues esto abre la posibilidad de crear relaciones donde podamos apoyarnos unos a otros y compartir!

Autor: yenas

Diseñadora, viajera, aventurera, que goza de la vida y se sorprende con ella a cada momento.

3 pensamientos en “Una nueva forma de hablar de sexualidad (traducción)

  1. Reblogged this on Jestoryas's Blog and commented:
    Add your thoughts here… (optional)

  2. Pingback: Una nueva forma de hablar de sexualidad (traducción) « Jestoryas's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s