El blog de Yenas

Curioseando y compartiendo

Deliciosas y exóticas enchiladas de flor de Jamaica

Deja un comentario

¡Ñam, ñam! Hace unos días publiqué una foto de unas riquísimas enchiladas de jamaica y por ahí me preguntaron que si podía pasar la receta. ¡Con todo gusto! 

La flor de Jamaica es uno de esos inventos maravillosos de la naturaleza. En México nos la bebemos en agua, pero poca gente sabe que la flor también es comestible, alta en fibra y de sabor muy especial. 

La primera vez que yo comí enchiladas de flor de Jamaica fue en el restaurante “La Buena Tierra” una cadena mexicana de comida orgánica. Y ahora que vivo lejos y que de cuando en cuando me llega desde casa un paquete lleno de cositas mexicanas ricas, pues no puedo evitar sentir un antojo de exprimir la jamaica por todos lados*. 

Las enchiladas por otro lado, son uno de mis platillos favoritos del mundo, porque para prepararlas se puede ser muy versátil, cambiar ingredientes, salsas, formas de preparar, todo sobre el humilde concepto base de tortilla con relleno bañada en salsa. Sé que podría comer enchiladas todos los días y cada día variarle algo para que sean diferentes. Así que la receta que aquí les comparto no es única ni estricta, ¡cada quien le quita y le pone como quiera! 

Para 4 porciones (dos enchiladas por plato, considerando que las tortillas que consigo aquí son grandes)

Para el relleno: 

2 calabacitas

3 zanahorias

1 cebolla 

1 diente de ajo

champiñones, al gusto

granitos de elote, al gusto

1 pimiento morrón grande

2 tazas de flor de jamaica (previamente hervida, suave)

Sal, pimienta, comino, epazote y orégano. 

8 tortillas

 

Para la salsa: 

1/4 cebolla

1/2 lata de chipotles 

el puré de 6 jitomates o 1 lata de salsa de tomate

2 dientes de ajo

1/4 taza de agua… o menos. (Puedes usar un poco del jugo de la jamaica y la salsa tendrá un sabor especial) 

Sal, pimienta. 

 

Empezamos con hacer la salsa. Básicamente es licuar todos los ingredientes y ponerlos a hervir a fuego medio. La salsa de las enchiladas es más aguada que la salsa normal para tacos, así que hay que irle poniendo el agua de a poquito para que quede una consistencia adecuada. 

 

Relleno: 

Picar la cebolla finamente y freír a fuego medio en aceite vegetal. Agregar el epazote, comino y orégano. (acercarse a oler, mmm!). Cortar la zanahoria en tiras no muy gruesas y las calabacitas. Agregar cuando la cebolla ya esté transparente. Rebanar y agregar los champiñones. Luego vendrían el pimiento en tiras, y hasta el final, los elotitos y la jamaica. Revolver muy bien y subir un poco el calor. Al final, agregar sal y pimienta al gusto.

*Para que juegues: A mí me gusta ponerle unas tres cucharadas de ajonjolí a la mezcla, si tengo; o también una cucharadita de aceite de chile de árbol o chipotle. Pero esto depende de quién se vaya a comer las enchiladas, jeje… Tus comensales han de ser valientes, porque el aceite de los chiles secos es muy, muy concentrado. 

La Jamaica se te antojará de mil y una formas

La Jamaica se te antojará de mil y una formas

Opciones para servir:  (Porque no hay una correcta, hay que probarlas todas!)

a) La más rápida es: Freír ligeramente las tortillas en aceite, rellenarlas con la mezcla, y bañar con la salsa. Poner un poco de crema ácida, queso rallado y cebollita picada, y acompañar con aguacate o perejil y unos frijolitos refritos al lado. MMM! 

b) Horneada: Freír ligeramente las tortillas, rellenarlas y ponerlas en un refractario. Bañarlas con salsa, ponerles MUCHO queso encima, manchego, chihuahua o asadero y hornearlas por unos 20 min. a 200ºC. Aaahhh, el queso derretido es delicioso! Al servir se pone encima un poquito de crema y perejil fresco. De guarnición, le va mejor una ensalada fresca. :) 

c) Para el almuerzo dominguero: Freímos dos huevos en el sartén, los servimos sobre una tortilla con queso (para que se derrita), servimos el relleno al lado (como guarnición) y bañamos todo en salsa. Unos frijolitos charros al lado y ya está! 

¡Claro que puedes beberte todo esto con un agua de jamaica, ya la tienes a la mano! 

Verás que, siendo la receta tan sencilla, se puede jugar con muchos elementos: Puedes usar tomatillos en vez de jitomates, puedes mezclar la salsa con la crema (tipo suizas), puedes ponerle pollo al relleno, o encima, en fin…! 

Y para cocinar esta receta, nada te pone de mejor humor que un buen disco de Pérez Prado y sus mambos, que es receta ideal para mover el relleno y la salsa con buen ritmo. Je!

Y como les platicaba que la jamaica tiene muchas posibilidades, estoy ahorita jugando con dos recetas más, una para mermelada y otra para aderezo de ensaladas. Pero se las comparto cuando mi paladar las haya aprobado, jajaja! 

Ahí me platican cómo les quedaron.

Autor: yenas

Diseñadora, viajera, aventurera, que goza de la vida y se sorprende con ella a cada momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s