El blog de Yenas

Curioseando y compartiendo

niunamenos

Otro día de la mujer -hay que explicarlo de nuevo

Deja un comentario

Hoy es día de revisar cómo estamos en la sociedad, cómo tratamos a las mujeres que nos rodean, a las que les damos trabajo, cómo nos tratan a nosotros como empleadas, qué tal estamos dentro de la pareja, o si en nuestra comunidad nuestras voces son escuchadas o apagadas… Hoy es día de cuestionar la sociedad en que vivimos y ver de qué forma podemos hacerla mejor para las mujeres de hoy y las generaciones que vienen.
Hoy es día de tomar conciencia, de dejar a criticar a otras mujeres por su apariencia o por sus decisiones, de proponernos metas y derribar obstáculos. Tenemos que continuar trabajando para cambiar los paradigmas sobre lo femenino con los que hemos crecido. Entender que el mundo no es justo y no lo será hasta que nuestra cultura tenga a la mujer en el concepto de persona, con todos sus derechos.


Nuestras abuelas lucharon duro para que pudieran influir en la sociedad. Por años lucharon para que tuviéramos el derecho al voto, pero también para ganarse su entrada a las universidades, al mundo de los negocios, a la ciencia, para poder adquirir propiedades en su propio nombre, para moverse libremente de un lugar a otro y viajar seguras. Para poder decidir con quién casarse y cuando, y cuantos hijos tener… O no tenerlos. Incluso, para cometer sus propios errores y enmendar el camino cuando se puede. Para trabajar y ganar su propio dinero, sin que le cuestionen su condición femenina, su estado civil, sus ciclos del cuerpo, sus emociones.

Parece mentira que todas estas cosas que suenan tan obvias (para los hombres) sigan siendo una realidad inalcanzable para las mujeres. Es verdad que algunas están más cerca que otras, pero pensemos solamente en el grueso de mujeres que no lo están. Que son víctimas de violaciones y asesinatos a manos de sus propios esposos (de algún esposo que tal vez ellas ni siquiera eligieron). De la cantidad de jóvenes que son privadas de su libertad en la esclavitud de los servicios domésticos modernos, o en la trata de personas donde son esclavas sexuales y no tienen forma de escapar. De las mujeres que no pueden conseguir un divorcio porque no ganan lo suficiente para mantener a sus hijos solas. De las mujeres que han puesto sus vidas en riesgo en procedimientos médicos ilegales para interrumpir un embarazo no deseado de relaciones sexuales no solicitadas. O las mujeres que sufren un aborto involuntario e igual deben enfrentarlo solas y con el riesgo a morir porque en muchos países, el aborto es penado con la cárcel siempre, de cualquier manera. O ya, en el último de los casos, de las mujeres que no pueden salir de sus casas ni dar un solo paso sin la autorización de su varón a cargo, que puede ser padre, esposo o hijo. Para estas mujeres, manejar un automóvil o aprender a leer supone el riesgo de ir a la cárcel.


Tan sólo en los últimos días, hemos visto ejemplos tan claros de por qué debemos seguir luchando a favor de los derechos de las mujeres, por nuestra seguridad e igualdad de oportunidades. 

El caso de las chicas argentinas que viajaban en Ecuador y que fueron asesinadas por resistirse a una violación, es un claro ejemplo de lo que pasan muchas mujeres alrededor del mundo. Para los medios, estas mujeres viajaban “solas” (a pesar de tenerse una a otra, “solas” se refiere a que no iban acompañadas de un hombre) y las retrataron como las culpables de buscarse un final dramático por atreverse a salir de sus casas, viajar con su propio dinero y querer explorar y conocer un país nuevo -como cualquier hombre hubiera podido hacer- Lee aquí la historia completa 

Qué diferencia con el trato que se le dio el año pasado al caso de un muchacho violado en Chihuahua por sus “compañeros” de partido (del PRI, obviamente)! Los medios aseguran que los agresores podrían recibir hasta 40 años de cárcel y severos perjuicios en sus carreras políticas, además de que al chico violado jamás se le cuestionó que hubiera vestido ropa provocativa, que hubiera bebido alcohol hasta quedar inconsciente e incluso que pudiera recordar el hecho de que fue violado aún estando inconsciente (a una chica le hubieran preguntado que entonces cómo es que lo recuerda) ni hubieran asumido que quiere intentar aprovecharse de la situación. No, se toma su testimonio como serio y verídico y se tiene la disposición de hacer cumplir la ley y con un castigo severo a los culpables… cosa impensable para la manada de políticos en México que han violado y violentado a mujeres. Odio tener que compartir esta nota, pero léela completa y date cuenta de la diferencia en el tratamiento de una víctima de violación, cuando es hombre o cuando es mujer.

Tampoco me gusta para nada que en México, el promedio de mujeres asesinadas es de seis mujeres al día. Estas cifras se han elevado desde el presidente anterior, lo cual demuestra la indolencia y la falta de seriedad de las autoridades para corregir los enormes errores estructurales y legales que aseguren a las mujeres una vida plena y en en total ejercicio de sus derechos ciudadanos. Como la frase terriblemente célebre del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila: “Feminicidios? Hay cosas más graves de atender…” (Hoy, el Estado de México ha superado a Ciudad Juárez en número de feminicidios”.

eruviel

Este es el tercer año que escribo con relación a la frivolización del llamado Día Internacional de las Mujeres. No podemos permitir que una conmemoración lograda a punta de muchas muertes, sudor y lágrimas, se convierta en un nuevo San Valentín. En todo caso, tendríamos que seguir apuntando y señalando las situaciones de vejación en que viven mujeres de todo el mundo, tenemos que indignarnos y hacer notar que cada que alguien felicita a las mujeres por “fuertes, indispensables, dulces y guerreras”, y nos etiquete en una foto de flores rosas o de chocolates, o nos digan que somos bellas e iluminamos la vida de todos… una tripa se retuerce, un calor se esparce rápidamente por nuestro cuerpo, y hace que apretemos los puños y los dientes y nos recuerde las veces en que nosotras mismas hayamos sufrido un golpe bajo de este mundo del que somos ciudadanas de segunda. Entonces ahí hay que gritar, escribir, explicar, clarificar, hacer entender, desglosar el por qué se necesita un día como este. Aquí donde año con año aparecerá una nueva publicación que nos recuerde del dolor de nuestras abuelas, la inequidad en nuestros hogares, el temor de caminar en las calles, el peligro de viajar “solas”, de hacer escuchar tu voz, de los acosos y violaciones.

Si somos muchas, si somos más cada vez, puede que nos escuchen.

Y ahora sí, a cantar!!

Autor: yenas

Diseñadora, viajera, aventurera, que goza de la vida y se sorprende con ella a cada momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s