El blog de Yenas

Curioseando y compartiendo


4 comentarios

Movimiento

Recuerdo una vez que bailé con un chavo que me gustaba mucho, y guardo tanto la impresión, que cuando daba talleres platicaba la experiencia para despertar la conciencia de la percepción.

Un asunto totalmente sensorial: Bailábamos salsa y él no era tan bueno. Pero al fin fuimos acoplándonos al paso, y de repente, sin que mirara ya sus pies que podían pisarme -de nuevo- podía mirarle la cara, mirar su sonrisa que indicaba lo mucho que se estaba divirtiendo -por fin-, sentir su mano que apretaba fuerte la mía para hacerme dar una y otra vuelta. La cadencia del ritmo, la respiración, el calor de un cuerpo cercano, y como soy un poco miope, la foto mental continúa mirando su barbilla, en ciertos momentos encontrando sus ojos que sonreían, contando cada lunar de su garganta; con un torrente de luces de colores alrededor, la vibración del bajo de la banda resonando en las bocinas y en la superficie del suelo.Al final, la canción se terminó, nos abrazamos agradeciéndonos el momento y… ya. ¡Jaja!

Nunca pasó nada con ese muchacho, pero hoy lo conservo como un buen amigo y no tengo la remota idea si él recuerda este momento con tanta claridad como yo. Pero a mí me satisface cerrar los ojos y volver a ese momento, siempre que lo hago, al abrir los ojos estoy sonriendo.

El cuerpo tiene memoria, y esta frase la he oído de mi entrenador de fútbol en la prepa, de mi primer maestro de malabares y clown, de mi maestra de yoga, de mi novio cuando salimos a correr. La memoria kinestésica a la que ellos se refieren es la que registra los movimientos del cuerpo para que, por medio de la repetición, éstos se afinan poco a poco y cada vez fluyen mejor, y los músculos y la osamenta adquieren fuerza y elasticidad. Así es como los deportistas son cada vez mejores en cada entrenamiento, y los virtuosos del baile y la acrobacia, cada vez más refinados en su arte.

Pero a mí me gusta pensar en mi cuerpo como un enorme sensor que registra no sólo los movimientos y los perfecciona a medida que se ejercita, sino también las emociones que genera el moverse y al producir tanta energía.

Me encanta la imagen que Herman Hesse, en su novela “Siddharta” cuenta: Cuando Siddharta llega -después de un largo peregrinaje- a la orilla del  mismo río que había cruzado años atrás, se encuentra con que el río es el mismo y no a la vez. Se ha estado moviendo, ha estado fluyendo y transformándose sin haber perdido su esencia.

Así me gusta visualizar mi cuerpo cuando me estoy moviendo, visualizar que fluye una energía dentro de mí que no se puede detener y se renueva a cada momento. Y después de un día de moverme mucho, de haber nadado o saltado mucho, cuando me quedo quieta puedo sentir que me sigo moviendo por dentro. Y cuando sueño, puedo sentir que me muevo dentro del sueño, y que reproduzco las sensaciones que cuando me movía despierta. A veces cuando medito, aunque estoy sentada y solo rozo dos puntas de mis dedos, puedo sentir en mi respiración un incesante vibrar por dentro y mi cuerpo meciéndose casi imperceptiblemente al ritmo de ella.

Es bueno buscar cualquier pretexto para moverse, y por eso bailar es una gran idea. Esta semana haré caso a mi calendario y buscaré bailar… No importa que no lo haga bien, el cuerpo tiene memoria, lo que importa es generar vibración sanadora y memoria emotiva-corporal; divertirse y dejar fluir la energía vital. 

¿Alguien baila conmigo? 😀

Anuncios


Deja un comentario

¿Puede un calendario hacerte una mejor persona?

Pues no lo sé, pero eso quiero experimentar con el calendario que estoy haciendo, y que estará listo a finales de noviembre. Un día iba en la bicicleta pensando, que había cumplido uno de mis propósitos de año viejo (tener una bicicleta) pero que todavía me faltaba usarla un poco más, ¿cómo recordármelo?

Así que se me ocurrió eliminar los feriados del calendario que estoy editando (Ya todo el mundo se los sabe y hasta los puede marcar con un plumón) y decidí mejor marcar sugerencias para hacernos la vida más divertida y plena a lo largo del año.

Aquí la imagen del instructivo de cómo usar este calendario:

Así que si crees que se te pude olvidar el día de la Independencia o la Navidad, compra cualquier calendario del mercado. Si crees que te sirve recordar que la vida es breve y quieres algunas buenas ideas para mejorar la tuya en todos los aspectos, ¡regálate este calendario!

El precio es de $200 pesos mx + envío.

Para solicitarlo haz click aquí

 

 

 

 

 


3 comentarios

Calendario “Bazar Mexicano” / “Mexican Bazaar” calendar 2012

FO ENGLISH, SCROLL DOWN

Chamacos, aquí les presento mi calendario “Bazar Mexicano” que estoy editando con fotos hermosas que tomé en un mercado. Con la compra de este calendario me ayudan con una causa muy importante; poder vivir con mi amor en lo que encuentro un trabajo 🙂 Y ayudarme a seguir ayudando a organizaciones como Risaterapia con las que colaboro con horas de trabajo voluntario, sin preocuparme demasiado por mi propio ingreso, en lo que sucede.

Precios:

PESOS: $200 or 5 x $900 más envío
DOLLARS: 17 or 5 x 72 más envío
SVENSKA KRONOR: 150 or 5 x 700 kr. más envío
EURO: 12 or 5 x 50 más envío

Para ordenar tu calendario, haz click aquí

Here you have a nice New Year’s present, a cool calendar with cool pictures taken by me in a Mexican Bazar.
With the purchase of this calendar, you’re helping me supporting an important cause: To live with my love while I get a job. And to let me keep helping Risaterapia and other causes by not being so troubled about resources in the meantime.

Prices:

PESOS: $200 or 5 x $900 plus shipping
DOLLARS: 17 or 5 x 72 plus shipping
SVENSKA KRONOR: 150 or 5 x 700 kr. plus shipping
EURO: 12 or 5 x 50 plus shipping

BOOK YOURS NOW, CLICK HERE 😀

Thanks and best wishes

PROMOCIÓN DE OCTUBRE / OCTOBER PROMOTION:

En México: Durante todo octubre, $175.00 + envío por correo certificado nacional (dependiendo de dónde me escriban es el precio del envío, a confirmar) Si eres Médico de la Risa entrega en la Lluvia de Estrellas. Envíos durante diciembre. Precio regular: $200.00+ envío. O elige el paquete de 5 x $900.00 y regala arte a tus seres queridos (más envío)

In Sweden and rest of the world: During october and november, 110 kr. or its equivalent in other currencies (When you fill in your order, you appoint your currency). + shipping via swedish registered post. Regular price: 150 kr. Or buy 5 at 700 kr. (plus shipping)


4 comentarios

Un año de bloggear / A year blogging

For english, scroll down…

¡Amigos! Qué buena onda llegar al día de hoy en que mi blog cumple su primer año de vida, misma que ha sido alimentada por sus visitas, sus comentarios, su buena onda y su inspiración.

Efectivamente, en la crónica, hace un año acababan de darme la visa para venir a Suecia y viví una etapa de cierre bastante intensa en la que me tocó recibir muchas emociones, mucho cariño de muchas personas; pero también enfrentar muchos apegos personales, emocionales y hasta laborales… y absolutamente todo mi entorno se volvió objeto de reflexión.

En este año he cambiado, he crecido, he pasado por altas y bajas, y este ha sido mi medio de expresión más profundo, el que más me ha permitido transcribir mi cabeza directo como pienso y siento. A veces en inglés por los nuevos amigos y los primos que viven en otros países, pero siempre con el ánimo de comprenderme a mí misma y reflejar las situaciones que cualquier otra persona podría estar viviendo en diferentes momentos de su vida.

No me queda sino agradecer a todos ustedes que han seguido de cerca este diario, que seguirá al igual que mi cabeza y mi corazón reciben nuevas experiencias en una cultura ajena a la que sigo adaptándome y que sigue dándome mucho qué pensar sobre el mundo.

¿Qué tendremos este año en el Blog de Yenas?

Hay muchas nuevas locas ideas en mi cabeza que iré compartiendo con todos, pero lo que seguro viene:

– más temas de reflexión

– más recetas de cocina juguetona

– una nueva sección de minivideos de lo que me llama la atención

– nuevas creaciones para la “Tiendita de Yenas”, entre ellas el calendario 2011 con fotos muy chidas que estoy preparando… ¡Pronto abriré la pre-venta!

– tarjetas de felicitación descargables, papel para cartas y arte postal para enviar con amor en “Las cartas a Mano”

Algunas breves estadísticas del primer año del Blog de Yenas:

– 2,237 visitas… ¡Casi llegamos a las 2,500!

– Abril fue el mes más visitado, con 369 visitas.

– Los tres posts más visitados en español: Yenas briefMúsica en la ciudad y La tiendita de Yenas

– En total 33 entradas con 110 comentarios

– 17 suscriptores activos

¡Gracias! Si te gustaría apoyarme y colaborar para que siga escribiendo y creando, envíame un mail y te platico cómo puedes hacerlo.

Por un año más de experiencias compartidas… ¡gracias!

Yenas

Dear friends!! It’s so cool to get to the present day which is my blog’s first anniversary of life!! That has been feed for your visits, comments, good vibe and inspiration.

It’s true… a year ago I was just told that I got the swedish visa and I went through a very intense closing stage, in which I had to embrace a lot of emotions and love from a lot of people, but also to struggle with some personal, emotional and even work attachments… And then everything became a matter of reflexion.

This year I have changed, growth, gone through highs and downs, and this has been my deeper expression channel, in which I’m able to show exactly what I think and feel. Most of the time in spanish but also in english for my friends and family abroad. But always with the will of understanding myself and also being a reflection for other that might be going through similar situations.

The only thing I have left is to thank all of you that have been following closely this diary, that will continue, just like my head and  my heart are recieving new experiences all of the time, in a culture that is not my own, but I’m adapting to, and that keeps giving me more material to think about.

What will we have this year at el Blog de Yenas?

There are a lot of new crazy ideas in my head that I’ll be sharing with everyone, but for sure you can expect:

– more reflexion themes

– more playful recipes

– a new section of videos of things that call my attention

– new creations for the “Tiendita de Yenas” (Yenas’ little store), and specially my 2011 calendar with some cool pictures of my own collection… Soon we’ll have the pre-sale!

– Downloadable greeting cards, stationery and postal art for sending love at “Las Cartas a Mano” (Written by hand)

Some brief numbers in the first year of this blog:

– 2,237 visits… ¡Nearly get to the 2,500!

– April was the most visited month, 369 visits.

– The three most visited posts in english: Citizen of the world, Ludokitchen and The mexican girlfriend’s swedish chicken

– 33 posts with 110 comments in total

– 17 active subscriptions

Thanks! If you would like to support my activity and donate so I can keep writing and creating, send me an e-mail here and I tell you how you can do it.

For a new year of shared experiences,

Yenas


7 comentarios

Paciencia parte 2: Las flores y el jardín

Bueno, pues hace casi un mes, inició un pequeño viaje de introspección hacia un proceso de la naturaleza que muy a menudo se usa como metáfora cuando hablamos de otros procesos en la vida humana: las relaciones interpersonales, los negocios, los logros, la obtención de conocimiento, madurez o experiencia, entre muchos otros etcéteras.

Acorté la colección de 8 fotos del artículo pasado, y como en anuncio de cirujano plástico, me quedé en el “antes” y el “después”. Veamos:

EL ANTES: 8 jun 2011

EL DESPUÉS: 4 jul 2011 ¡Soberbias!

Las Gerberas y la gran lección de Paciencia. 

Debo comenzar diciendo que yo la verdad es que nunca he sido una gran jardinera. En parte porque andaba mucho tiempo fuera de casa, y a veces en verdad no tenía tiempo de poner atención a lo que mis plantas necesitaban. En este país, en cambio, entre estudiar idiomas, conocer a no mucha gente y a veces el clima, he tenido mucho tiempo para desarrollar habilidades que no sabía o no recordaba que tenía, entre ellas, la de cuidar una planta y hacerla crecer. Suecia me ha quitado, al menos temporalmente, varias de las cualidades que yo considero esenciales en mí (la comunicación, la expresividad, el contacto humano) para ponerme en silencio interno y descubrir esas otras habilidades como de pensadora, de bruja, de artesana y cocinera, y en verdad que lo agradezco mucho.

Así que un día, compramos estas gerberas en maceta y me ha sorprendido tanto el proceso de cuidarla y de verla crecer, madurar, secarse, tener botones, hojas nuevas y flores, que en verdad comenzó un proceso de conexión y análisis de las implicaciones de tener un jardín.

Las gerberas… flores hermosas de pétalos finos y de color saturado. Las hojas son frondosas y firmes. Normalmente había recibido gerberas en arreglos florales, de esos que duran una semana y luego hay que tirarlos a la basura, así que no tenía idea de cómo cuidar una…

Y así como las gerberas, las relaciones personales y otros proyectos o situaciones, se presentan hermosos, fragantes, frondosos… pero no tenemos ni idea de lo que nos requiere para mantenerlos vivos.

Día tras día, vamos verificando las cantidades precisas de los recursos que la planta necesita, vamos aprendiendo cuál es su chiste, su medida, sus mínimos y máximos, su tolerancia y resistencia. Me atrevo a decir que al inicio de un nuevo proyecto es exactamente igual, consciente o inconscientemente “ponemos a prueba” la resistencia de una pareja, “eficientamos” el tiempo que le dedicamos a un proyecto, o “empujamos” recursos para la adaptación a una nueva vida. ¿Hasta cuando? Si somos maduros, hasta entender lo que se requiere y hacerlo adecuadamente. Si no lo somos, hasta que la planta dé de sí y se muera por hastío o escasez.

La tierra. La base donde se cimienta una planta. O una relación. O un proyecto. Recuerdo en la Biblia el pasaje del buen sembrador, y aunque yo ya no voy a la iglesia ni me considero religiosa, recojo este pequeño pasaje de sabiduría: ¿En dónde siembras tu planta? ¿En tierra abundante, profunda, fértil? ¿En rocas? ¿En arena? De ella depende retener el agua y darle un sustento a las raíces de la planta. En una relación es bueno preguntarse, ¿qué me atrajo de una persona? ¿por qué estamos juntos? ¿compartimos trivialidades o tenemos intereses profundos y mutuos? ¿Compartimos valores en la misma prioridad, o los entendemos y practicamos de la misma manera? Es posible que en una pareja, al igual que en una planta, tengas que excavar varias capas de tierra para saber cuál es su base. Y entonces a veces, aunque por encima se ve negra y abundante, debajo tiene piedras huecas. O arena débil. O piedritas que le complican a las raíces sostenerse. O tal vez gusanos de tierra que aunque se ven asquerosos, en realidad le ayudan a la tierra a oxigenarse.

Pienso en la tierra cuando pienso en los valores que tengo de una cultura de la cual provengo, que a veces se acomodan perfectamente a otras personas o por el contrario, chocan de manera casi irreconciliable. La tierra siempre es el sustento de una persona en ese sentido, por eso escarbar en la tierra, -o sea, cuestionar nuestros propios valores- y contrastarlos con los de otra persona, un amigo, una pareja, un compañero de trabajo; o como en mi caso, con los de un país y una cultura completos, nos da una visión muy amplia de lo que es verdaderamente importante para nuestra esencia humana.

El agua. Es la fuente primaria de vida, uno de los alimentos básicos de una planta. En el plano energético, se asocia al agua con las emociones y con cómo las dejamos fluir.

Cuando hay mucha agua la tierra se satura y se pelan las raíces, y se pudre. La planta se fastidia de tanta agua. Cuando hay poca, es una tristeza ver cómo la planta está desanimada, caída, su color se vuelve insano, a veces muy pálido o muy oscuro. ¿El agua simboliza el amor? Puede ser, cierto tipo de alimento. Mi abuela decía: “Ni todo el amor ni todo el dinero”. Al igual que una planta, no podemos tener un día cargado de energía con una pareja o unos amigos y luego olvidarlos el resto del año. El agua debe tener una medida precisa y constante, que mantenga a la planta saludable. La pequeña Gerberita estaba muy bien con una dosis de agua todos los días, hasta que me di cuenta que dosis más pequeñas pero más constantes eran mejor para la tierra de la maceta. ¿Hablamos de los detalles? La amabilidad, la cortesía, una sonrisa o una caricia en una relación son pequeñas gotitas de agua que podrían mantener una maceta bien hidratada durante todo el día. Y tal vez, cada dos días una medida un poco mayor, para que esas, que son pequeñitas, no se evaporen. El agua y la tierra hacen un equipo formidable, cuando la tierra es firme para retener al agua. Y sí, a veces cuando me he sentido un poco falta de amor, porque en esta cultura son un poco más “secos” (vean como hasta el término aplica en este caso) de hecho me visualizo un poquito “marchita”. Pero tal vez yo sea también una planta un poquito más delicada.

La luz del sol: La luz tiene relevancia en un país como este en el que las estaciones son tan marcadas. Ahora en el verano tenemos tantas horas de día y tan poco tiempo de noche. En el invierno es al revés. La primavera y el otoño son un poco más equitativos.

La luz en un plano energético siempre simboliza la riqueza de la vida interna, la creatividad y la espiritualidad. Es una fuerza que debe mantenerse en equilibrio con la base, la que genera congruencia y crecimiento.

Una planta que no tiene luz suficiente comienza por mostrar diferencias en su coloración, las hojas son más oscuras, reciben menos agua (aunque la tengan). La tierra se pudre, las raíces se saturan y pueden generar hongos o parásitos a la planta que viven mejor sin luz. Efectivamente, en la vida personal, sin una luz que sea nuestra brújula espiritual nos volvemos condescendientes con nosotros mismos, generamos vicios, no valoramos el amor y no lo absorbemos de la misma manera porque no significa nada. Preguntémonos cuántas veces nos exponemos a una luz saludable, como formar nuevos hábitos o tener una práctica espiritual. Como pareja, cuántas veces hablamos y compartimos tópicos interesantes y enriquecedores, si compartimos algún ritual o generamos nuevas ideas. En un proyecto, cuál es su fin último, a quién beneficia, qué deja a la sociedad.

Por otro lado, la planta que tiene demasiada luz (eso en este país puede ocurrir), la tierra se resquebraja, el agua se evapora rápidamente antes de ser absorbida, la flor se “cansa” y aunque está sana, no siempre está firme. Esta exigencia del deber ser no tendría por qué ponernos metas exhaustivas y hacernos despreciar por completo los pequeños detalles de la vida, y sobre todo, despegarnos de la tierra a tal grado de secarnos las raíces. Lo traduzco a una ambición que podría costar la vida o a metas tan imposibles de alcanzar que generan frustración y cansancio.

El jardín

Paralelo al cuidado de las gerberas con su sorprendente lección, otras plantas estaban a mi cuidado, todas muy derechitas en el borde de la ventana. De distintas especies, me tocó ir calando cada una de la misma manera para saber sus medidas de agua y luz. Y nuevamente, cada una de ellas me dio una lección sorprendente.

La hierbabuena: Lo que a veces subestimamos genera la fuerza que nos hace crecer… renovarse o morir.

La que era mucho más grande de lo que yo pensaba.

Esta hierbabuena la compré en un supermercado, en una macetita pequeña con tallos muy largos y hojas muy finitas. La verdad es que la compré para hacerla crecer un poco más y preparar mojito. En poco tiempo, esta amable plantita se llenó de muchas hojas, y tallos muy, muy largos. Llegado el tiempo de hacer la bebida, corté los tallos y las hojas que necesitaba, la podé, le quité las hojas secas y pensé que era suficiente. Por unas semanas más siguió generando muchas más hojas pero los tallos ya no crecieron. Luego, en el transcurso de una semana, las hojas comenzaron a ponerse negras, algunas de ellas secas. Yo no entendía qué le pasaba, le corté nuevamente hojas y tallos, la regué con agua y un poco de jabón para prevenir hongos, y nada. Hasta que me di cuenta que hasta abajo, había un enredo de tallos y raíces que no habían podido brotar porque no tenían espacio.

Pobre plantita. Pensé que como la había podado, no iba a crecer más. Cuando la transplanté a esta maceta más grande en la que está, me percaté de que, en efecto, estaba en aprietos. Tenía todo hecho nudos. Por el contrario, ella quería crecer más, estirar sus tallos, generar más hojas, y no tenía el espacio suficiente para hacerlo, y entonces se estaba muriendo.

¿Cuántas veces nuestra rica vida interior no tiene un canal de salida adecuado? Cuántas veces nos subestimamos tanto que caemos en un círculo vicioso que nos lleva a pensar que no somos suficientes, y que entonces no podemos, y que eso nos hace menos y bla bla bla… cuando en realidad dentro hay un tumulto de hojas y tallos que necesitan estirarse y expresarse. Peor aún, ¿cuántas veces lo hemos hecho con los demás? Tachado a alguien de inútil, de tonto, de incapaz, colgarle una etiqueta que lo frustrará y lo ahorcará, a veces cambiando su vida para siempre.

Afortunadamente, cambié esta planta de maceta a tiempo. Una maceta más grande, con más tierra, con algunas piedritas para que sus raíces se afiancen bien. En esta foto pueden ver cómo un tallo da dos vueltas, se estaba ahorcando. Hoy, ese tallo está emergiendo a la superficie con más hojas, y la fluidez de luz y agua en su nueva maceta la ha hecho recuperar su color y su aroma, su esencia.

Lección: Antes de juzgar, escarba en las raíces y mira mejor cómo puedes ayudar a que algo crezca de mejor manera.

Las tres echeverias y sus sorprendentes reacciones: Aunque tenemos valores comunes, cada individuo tiene una personalidad.

Las echeverias son plantas de origen mexicano, desérticas y un poco cactáceas (la verdad no sé mucho de botánica). Pero Anders las tenía porque se ven muy bonitas y no requieren de muchos cuidados. Sin embargo sí requerían de cuidados porque habían crecido mucho en el tallo, tenían hojas podridas y se estaban yendo de lado. Consulté una página de internet especializada en estas plantas y su mantenimiento, y encontré que generalmente las echeverias son plantas “fáciles de cuidar, exigen poco, son hermosas y de fácil mantenimiento. Cuando se les trasplanta o se les corta el tallo suelen perdonar fácilmente y volver a retoñar”. Una plantita sumisa, humilde y agradecida. (¿Serán estos valores también comunes a los mexicanos?)

Así que me di a la tarea de darles mantenimiento, “conocerlas” (hola mucho gusto, vengo a ayudarles) y esto fue lo que pasó.

La “pequeña” echeveria verde: Sincera y auténtica.

Resultó der congruente y fiel a sus valores.

En una maceta pequeña estaba una echeveria patona (con el tallo demasiado largo) y a su lado una pequeña echeveria, como un boton chiquito. ya no cabían en la misma maceta por lo que decidí pasar la pequeña a una maceta más grande y cortar la patona y dejarla en la misma maceta.

Esta es la echeveria “pequeña”. Fiel a sus valores, al trasplantarla creció de inmediato y se adueñó de toda la maceta. Pronto necesitará otra maceta más grande.

Muchas personas en la vida se muestran como son. Hay que agradecerles que vivan en un régimen de verdad y de congruencia, y hay que seguir ese ejemplo.

La echeveria rosa: Vivir en una apariencia nos aísla de nuestras verdaderas necesidades.

Ella se hizo la fuerte y al final no sé si podré salvarla

La echeveria rosa era un magnífico ejemplar mucho muy patón. Su tallo había crecido unos 15 cm, y la flor trataba de erguirse pero era más pesada que el tallo por lo que necesitaba recortarse para que pudiera sobrevivir. Así que la recorté como lo leí en la página, tomé la flor, le dejé una patita de unos 4 cm para volverla a enterrar en la tierra y que enraizara. Curiosamente, por mucho tiempo estuvo absolutamente sin ningún cambio, no se marchitó pero tampoco creció como la anterior. Un día que puse un poco de agua de más… ¡Flotó! 😦 Ups… significa que me había estado engañando todo este tiempo, nunca enraizó y se estaba muriendo. Ahora estoy viendo si la puedo salvar.

A veces vamos por la vida aparentando que podemos más de lo que podemos. Tomamos menos de lo que necesitamos. ¿Por qué? A veces por timidez, inseguridad o soberbia. Qué importante saber demostrar cuándo no podemos más y necesitamos ayuda. Antes de que sea demasiado tarde.

La antigua echeveria “patona”: Aprovechando creativamente las oportunidades.

La despojé de sus mejores adornos y ella se reinventó a sí misma, fiel a su esencia.

De la primera echeveria, les contaba que había una patona y un botón pequeño. Ésta es la patona. El tallo había crecido mucho y tenía algunas hojitas en su base, la flor original estaba mucho muy maltratada. Así que, confiando en ella y en su “humildad y agradecimiento” la corté toda, dejando el tallo un poco al ras con algunas de las hojitas que habían comenzado a nacer.

Este es el resultado. No sólo creció y siguió fiel a su esencia, sino que además lo hizo de una manera exuberante y divertida, como ninguna planta de su especie. ¿Por qué? Bueno, es una planta y no podría explicarlo. Pero me pareció admirable cómo de un momento que podría haber sido una total crisis (como lo fue para la echeveria rosa) este tallo tomo una fuerza nueva para hacer lo que se le dio la gana.

Este es el caso que vivo y el de muchas personas que por razones diferentes nos vemos caminando nuevos caminos. Aunque parece que te han quitado tu identidad (la antigua flor) y te han dejado desnudo con un pequeño tallo y dos pequeñas hojas, puede ser el fin… o el inicio.  Nos vemos con un cuaderno de hojas lisas en el cual podemos escribir, rayar, rasgar o no hacer nada. La pequeña echeveria decidió que para ella era un inicio, y explotó en creatividad. Las personas salimos adelante de muchas y diferentes maneras. Lo importante: Ser fiel a tu esencia y fortalecer tus raíces. A partir de ahí, haz lo que quieras, sé único.

Me gusta esta planta porque es mi modelo a seguir. Me encuentro en la fase de encontrar hacia dónde quiero que crezcan mis hojas. Mis habilidades, mis nuevas actitudes, mis nuevos hábitos. ¿Qué quiero hacer? Pues eso estoy decidiendo, y mientras sigo fortaleciendo mis raíces para no morirme. Y podría, como la echeveria verde, seguir el mismo patrón de crecimiento, o podría, como intento hacer con la ex-patona, volverme un poquito loca intentando formas nuevas e interesantes. No sé si funcione, pero el proceso está siendo más que divertido aunque a veces exige mucho más de mí, más flexibilidad, más apertura de mente y corazón.

Gracias por leer esta aventura. Este jardín ha dado nuevos frutos también.

¡Comentarios bienvenidos! ¿Qué enseñanzas te han dado tus plantas, animales, bosques, casas?


5 comentarios

Paciencia parte 1: Las flores

Mini documental fotográfico. Compatiré en imágenes, una a una, cada dos o tres días, documentando cómo abren los botones de mis Gerberas.

8 jun 2011

10 jun 2011

13 jun 2011

19 jun 2011

21 jun 2011 / ¡Ya hay una! Pero esperen, falta la otra…

29 jul 2011 ¡Ya merito la segunda!

1º jul 2011 ¡Ya llegó, aunque está un poco tímida!

4 jul 2011 ¡Ahí está, orgullosísima!

Ahora sí, ¿están impacientes por leer las enseñanzas de las flores? ¡Fueron ocho en total! 

Síganme en Paciencia 2: Las flores y el jardín…

¡Gracias por seguir este minidocumental fotográfico!


9 comentarios

El pollo sueco de la novia mexicana / The mexican girlfriend’s swedish chicken

English version after main spanish version… scroll down.

¡Estoy escribiendo la receta al mismo tiempo que la estoy cocinando!

Así que aquí vamos.

Ingredientes (2 a 4 porciones)

1/2 cebolla

5 cucharadas grandes de mermelada de Lingonberry / pueden sustituir por frambuesa

1 diente de ajo

3 chiles secos

aceite de oliva

1 cuadrito de consomé de pollo

3 tiras de tocino

3 pechugas de pollo (pueden ser cortadas en tiras o o en filete)

Sal y pimienta.

Preparación:

Salsa:

Se da una ligera freída en aceite de oliva a la cebolla cortada en cuadros, el ajo, el chile seco. Se puede poner un poquito de agua para que suelte caldito y no se quemen.  Se pasa todo a la licuadora con 5 cucharadas grandes de mermelada y un poco de agua. Se licúa todo y se pasa a una ollita para ponerlo a hervir a fuego lento, añadiéndole un cuadrito de consomé de pollo. Como la mermelada es muy dulce, hay que estar cuidando y moviendo la mezcla para que no se pegue. Si es necesario, poner un poco más de agua para que alcance a hervir bien sin que se queme. Pero para que espese le pueden poner una cucharadita de maizena (yo no tengo) y toma más cuerpo la salsa, pero primero hay que disolverla en un poquito de agua.

Pollo:

Se pone a freír el tocino en cuadritos, cuando haya soltado un poco de grasita (sin que se haya quemado) poner el pollo a freír, poner sal, pimienta y las hierbas que quieran. Cada quien decide qué tan dorado quede. A mí me gusta hacerlo en cuadritos porque como nos lo llevamos para lunch, pues no tienes que llevar cuchillo. Pero me imagino que para servirlo en la mesa se ve mejor un filete entero con la salsita bañándolo encima.

Apuntes:

Hoy no tengo, pero se me antoja mucho tener unos cacahuates o nueces de la India, para que cuando lo sirva, le triture unos cuantos encima… ¡¡uhm!! También, un ramito de perejil chino o unas hojas de hierbabuena se me antojan como adorno, una pizquita verde que además cuando te la quieras comer te traiga un sabor fresco a la salsa que tiene un sabor como de chutney, especiada, dulce y picante a la vez.

El día de hoy, este pollo va acompañado de unos tortellini rellenos de queso, como otros acompañamientos se me ocurren: puré de papas, arroz blanco, o cualquier pasta cocinada con mantequilla.

¿Qué guarnición le pondrías? Todas las sugerencias son bienvenidas.

Estaba escuchando el álbum “Rhythms del Mundo”, una colección de canciones de varios artistas con ritmo de salsa; una música de fondo perfecta para cocinar de buen humor.

Aquí la foto de la muestrita de degustación:

Debo decir que, mientras publico esta foto... ¡se acabó la degustación!

I’m writing the recipe at the same time that I’m cooking it!

So, let’s see…

Ingredients (2 to 4 portions):

1/2 onion

5 big spoons of lingonberry jam (can replace it with raspberry jam)

1 garlic clove

3 Dried chilis (mexican chiles secos)

olive oil

1 cube or teaspoon of chicken bouljong

3 bacon stripes

3 chicken breasts (you can use them chopped)

salt and pepper

Preparation:

Sauce:

Lightly fry the chopped onion, garlic and chilis in olive oil. You can add a little bit of water so it won’t burn and release a bit of juice. The you put this in the blender and add the lingonberry jam and a bit of water. Mix everything and then put it to boil in a small pot, in medium heat, add the chicken bouljong. The jam is very sweet, you have to be stirring frequently so it wont be sticky. If you want it to be thicker, you can add a teaspoon of maizena, previously dissolved in some water.

Chicken:

Fry the bacon, (chopped), when it gets some grease, fry the chicken with it. Add salt and pepper. You get to decide how cooked you like it. I like to chop it in small cubes, because we take it to school and work for lunch. But I reckon it looks much better in a bigger piece (whole piece or medallions) with the sauce in top of it.

Notes:

I feel a lot like serving it with some ground peanuts or Indian nuts (I don’t have them today). Yami!  Also, chinese parsley or peppermint leaves feel good like an ornament, a pinch of green in the red dish. I reckon when you want to eat it, it adds a fresh flavor. The sauce taste is like a chutney, spiced, sweet and a bit hot.

Today, this chicken will be served with some cheese-filled tortellini, that I prepared only with some butter, salt and pepper, but other side dishes that I can think of are: white rice (steamed), mashed potatoes, or any pasta cooked with butter and few spices.

Which side dish would you feel right for this dish? All suggestions are welcome.

While cooking, I was listening to “Rhythms del Mundo” a collection of different salsa versions of very famous songs. A good musical background to cook with some good humor.

I have to say that when I published the picture, the sample was already gone.

¡Buen provecho!